martes, 9 de septiembre de 2008

"Declara la palabra de Dios..."


"Declara la palabra de Dios..."
La Biblia declara que de lo que hay en el corazón habla la boca. Esta es una realidad que no se
puede poner en dudas. Nadie puede dar lo que no tiene, como también, todos podemos dar lo
que si tenemos. Las personas son lo que hablan. Por tanto, también es cierto que lo llegaremos
a ser es lo que decimos que seremos.
Si en su boca solo hay palabras de fracaso, de destrucción, eso será lo que usted cosechará
en el mañana. Si sus palabras son de odio y resentimiento, eso mismo cosechará en el
mañana. Si sus palabras son de lamento y desgracia, eso mismo cosechará mañana. Pero si
sus palabras son bendición y gratitud, eso mismo recibirá en el día de mañana. Hay que
aprender a cambiar nuestra manera de hablar. La Palabra de Dios dice en el Salmo 40:
"Puso en mi boca un canto Nuevo, una alabanza a nuestro Dios. Muchos, al verlo, dirán:
¡Grandes cosas ha hecho el Señor!"

Primero es el cambio en lo que hay en nuestra boca, y luego son las grandes cosas. No dice
que el señor hizo grandes cosas y luego vino el canto Nuevo. No es después de recibir grandes
cosas de parte de Dios que hay que alabar y agradecer; no es después de ver las grandes
cosas que Dios puede hacer que debe venire el canto Nuevo. Por favor, cambia ahora su
canción, porque si usted no cambia su canción, Dios no va a hacer grandes cosas. Mientras
usted siga diciendo palabras de desastre, de destrucción, de fracaso, de maldición.Dios no
hará las grandes cosas que El quiere hacer en su vida.
Comience a declarar que la Bendición de Dios está sobre usted, y que grandes cosas van a
pasar en su vida desde ahora mismo. Este Salmo 40 dice que muchos al verlo hablar
diferente, al verlo cantar diferente, se asombrarán porque verán a un milagro en él. El solo
hecho de hablar diferente es ya un milagro. Reciba las grandes cosas antes de que sucedan.

Cambie de prisionero a testigo, cambiando primero lo que dice de usted mismo y lo que dice a
los demás. Cambie su manera de hablar y usted verá también grandes cosas de parte de Dios.
Te puedo recomendar que si no te sabes algunos versiculos de la Biblia de memoria, los anotes y los coloques en tu espejo, en la puerta de la nevera, o en el volante de tu automovil, y leas los versiculos, creyendolo y confesando con tu boca todas esas promesas positivas de Dios para ti.
Recuerda,Dios te bendiga grandemente y adelante con JesuCristo...!!!.