domingo, 18 de octubre de 2009

"LA VERDAD ACERCA DE HALLOWEEN".




LA VERDAD ACERCA DE
HALLOWEEN
O NOCHE DE BRUJAS
Cada año millones de niños a través del mundo celebran Halloween o Noche de Brujas; se disfrazan y van
por los vecindarios tocando las puertas y diciendo: “Tricki tricki halloween, dame dulces para mí y si no
me das, se te crece la nariz,” esperando recibir dulces o algún regalo. ¿Pero, es Halloween o la Noche de
Brujas un festival que los cristianos debemos celebrar? ¿Esta es la clase de festividades que Jesucristo
quiere que celebremos?
Aunque se piensa que Halloween o la Noche de Brujas son parte de las festividades cristianas, no lo es.
Esta costumbre era celebrada por el mundo pagano siglos antes de que la Iglesia del Nuevo Testamento fuera
fundada, y no fue introducida al mundo cristiano siglos después de la muerte de los apóstoles. De hecho, si
buscamos en la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis, no vamos a encontrar nada que haga referencia a la
observancia o celebración de este festival o algo parecido. Por el contrario, vamos a encontrar que Dios
condena esta práctica.
Una Extraña Superstición
El Halloween o Noche de Brujas es una de las más extrañas celebraciones que el hombre guarda. Es una
increíble paradoja, una inusual combinación de términos cristianos y ritos religiosos paganos. A pesar de que la
sociedad ha avanzado en el área tecnológica e intelectual, continúa atada a la ignorancia del pasado. Como
resultado, celebramos antiguas supersticiones y participamos de ritos paganos disfrazándonos de brujas,
duendes, fantasmas, esqueletos y demonios.
¿Pero, qué es este festival?, ¿De dónde vino y por qué se celebra? Este no vino de la Biblia o de la
primera Iglesia cristiana, fundada por Jesucristo y los apóstoles. (Mateo 16:13-17) Veamos lo que los
estudiosos dicen con referencia al origen y la practica de Halloween o Noche de Brujas.
Ralph Linton en la pagina cuatro de su libro, Halloween a través de Veinte Siglos, explica la conexión
entre la actual práctica de Halloween o Noche de Brujas y un rito pagano practicado por los antiguos druidas.
“La celebración Americana está basada sobre costumbres escocesas e irlandesas, las cuáles pueden ser
trazadas en línea directa de los tiempos pre-cristianos. Halloween se ha convertido en una noche de
diversión y juegos llenos de supersticiones y de misterios sobrenaturales que la gente toma medio en
serio, a pesar de que en sus comienzos sucedió lo contrario. Las primeras celebraciones fueron llevadas a
cabo por los druidas en honor a Samhain, señor de la muerte y lo celebraban el día 1 de Noviembre.”
La Enciclopedia Británica, edición número 11, volumen 12 dice:
Era un creencia druida que en el atardecer de este festival, Saman, dios de la muerte, llamaba a todas las
almas perversas que durante los pasados 12 meses habían sido condenadas ha vivir en cuerpos de
animales. (páginas. 847-858)
El Libro Anual de los Festivales Ingleses por Dorothy Gladys Spicer agrega lo siguiente:
En cada atardecer del halloween, era costumbre en muchos hogares de países del norte, tener una
fiesta en donde se hacían bromas, juegos, brujería y hechizos; las personas se disfrazaban de brujas,
fantasmas, duendes. Divertidos y agradables americanos han pedido prestado de sus ancestros, los
ingleses muchos de los juegos de halloween, tales como el pescar una manzana con los dientes en un
barril lleno de agua, quemar nueces y tirar la cáscara de las manzanas al aire. Traídos a la tierra del nuevo
mundo, las antiguas prácticas se han revitalizado y actualmente son observadas con más entusiasmo que
en su lugar de origen.
Los antiguos druidas, al final de octubre conmemoraban el festival del fin de año, cuando el sol
comenzaba su camino de regreso y el grano maduro era recogido en los campos. “
Samhain o "final de Verano", era la fiesta que se celebraba al "sol que moría", en la cuál se hacían
sacrificios humanos, se hacían augurios y se oraba, porque en esta época los espíritus malignos
caminaban y el mal tenía poder sobre las almas de los hombres.
No fue sino hasta el siglo cuarto, que el festival para el dios de la luz se convirtió en la fiesta de
todos santos, la misa para todos los santos cristianos; y sólo hasta el siglo décimo el festival a la muerte
de los druidas se convirtió en la fiesta para todas las almas. En ese día se oraba, se encendían velas para el
antiguo fuego de Baal y los adivinos presagiaban el destino de los paganos. Se hacían pasteles o
bizcochos para remplazar los sacrificios humanos.
El Halloween o Noche de Brujas es una fiesta pagana que se hace pasar por cristiana. A pesar de esto,
los que profesan el cristianismo, ¡animan a sus hijos a participar de esta fiesta!
La celebración de halloween, es claramente una reliquia de tiempos paganos y tradiciones
supersticiosas. Veamos lo que la Enciclopedia Británica comenta:
El halloween antecede a la cristiandad. Las dos principales características del antiguo halloween eran las
hogueras y la creencia de que en esa noche del año, los fantasmas y las brujas deambulaban. La historia
muestra que quienes celebraban el halloween, en su mayoría eran los druidas y esto aún se comprueba en
ciertas partes de Irlanda ya que el 31 de octubre continúa siendo conocido como Oidhch Shamhna o
“Vigilia de Saman.”
Para los druidas, Saman o Samhain era el dios pagano de la muerte. Sin embargo, esta festividad pagana
no ha sido sólo celebrada por los druidas, ha sido celebrada alrededor del mundo de diferentes formas, pero
siempre con el mismo patrón y significado.
El Halloween o Noche de brujas también era celebrado en Roma. La Enciclopedia Británica lo
menciona:
En las ceremonias druidas se podían identificar algunas de las características del festival romano en honor
a Pomona, llevado a cabo el 1 de Noviembre, en el que nueces y manzanas representaban la colecta de
invierno de frutas y a las que se les daba un lugar primordial
El Halloween o Noche de Brujas puede ser identificado en varias formas alrededor del mundo y se
celebra en países cristianos y no cristianos. Esto se debe a que su origen se antepone al cristianismo. Marie
Treveland en su libro Historias Costumbristas de Gales, dice lo siguiente:
En Gales se creía firmemente que todas las almas de los difuntos se verían al atardecer del día de todos
los santos en cada camino. (página 254)
Las prácticas del Halloween o Noche de Brujas se encuentran también en México. En el libro escrito por
Frazer titulado: “Adonis”, esta práctica es identificada claramente no sólo por el día en que se celebra, sino por
sus símbolos y rituales.
Los mixtecos de México creían que la muerte venía en el doceavo mes del año, que corresponde a
noviembre. En este día de todos santos, los habitantes de las casas salían a saludar a los espíritus.
Cazuelas de comida y ollas de bebidas eran puestas sobre la mesas de la habitación principal y las
familias salían con antorchas a la calle para saludar a los espíritus, para invitarlos a comer, luego al
regresar a la casa, se arrodillaban alrededor de la mesa y con la cabeza inclinada hacia el suelo, oraban a
las almas para que aceptaran las ofrendas. (página 244)
Los elementos de esta festividad se han encontrado en Camboya. De acuerdo con E. Aymonier en
Noticia de Camboya la gente canta un himno que dice:
O vosotros… ancestros, que os habéis ido, dignaos venid y comed lo que os hemos preparado y bendecid
nuestra posteridad y hacedla feliz. (página 59)
Es claro que el engaño del Halloween o Noche de Brujas ha llegado a todas las naciones alrededor del
mundo, y es también claro que lo que se practica en este festival no es cristiano.
Símbolos y Supersticiones
Ruth Kelly, una reconocida autoridad en el tema del Halloween, escribió que los druidas creían que el
alma era inmortal y que al momento de morir el alma de la persona pasaba a habitar otro cuerpo.
“[Los sacerdotes paganos druidas]… enseñaban que el alma era inmortal y que pasaba de un cuerpo a otro
al momento de morir la persona...Creían que en la última noche del año viejo, el señor de la muerte reunía
a todas las almas, a todos los que habían muerto el año anterior y habían sido condenados a vivir en
cuerpos de animales, para decretar que cuerpos debían habitar por los siguientes doce meses. Si se le
ofrecían regalos y oraciones podía persuadírsele para que diera una sentencia menor.” (El Libro de
Halloween, página 10)
Varios druidas creían que los gatos negros eran seres humanos reencarnados y que el sacerdote tenía la
habilidad de adivinar el futuro a través de ellos. Además, si alguno se cruzaba por el camino de una persona,
significaba que ellos podrían poseerla, un muy mal augurio.
Halloween fue celebrada con el propósito de hacer creer a las personas, la falsa doctrina de que el alma
es inmortal y que los muertos no están realmente muertos. Los celtas creían que las almas de los hombres
buenos iban al paraíso y que las almas de los que hacían mal reencarnaban por un año en forma de animal.
La única oportunidad que tenían estas almas sin cuerpo de encontrar un cuerpo que poseer y tener una
vida decente después de la muerte, era en el día de Samhain. Noviembre fue escogido por los celtas como el
comienzo del año nuevo, por lo tanto, era el tiempo perfecto para que los sacerdotes recordaran y festejaran a
los muertos.
El Día de Todos Santos
En la actualidad, el Halloween o Noche de Brujas es celebrado al atardecer del día 31 de octubre, día
anterior al día de Todos Santos y que en tiempos antiguos era dedicado al señor de la muerte, (noviembre 1)
porque en la antigüedad el comienzo de los días se reconocía a la caída del sol.
El halloween se basa en la creencia que el hombre tiene el alma inmortal y en el miedo que los espíritus
de los muertos puedan poseer a los vivos. Es importante entender que la Biblia claramente afirma que sólo Dios
posee inmortalidad en este tiempo. El apóstol Pablo, al escribirle a Timoteo acerca de Cristo dijo:
El único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni
puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amen. (1 Timoteo 6:16)
La Biblia es clara cuando dice que el alma es mortal y que ha sido señalado que el hombre muera una
vez (vea Hebreos 9:27). El libro de Eclesiastés afirma que la misma suerte les ocurre a los hombres y a los
animales.
Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como
mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que
la bestia; todo es vanidad. Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo
polvo (Eclesiastés 3:19-20)
La palabra de Dios explica en repetidas ocasiones, que los muertos están en las tumbas, esperando ser
resucitados, por lo tanto no pueden tener contacto con los vivos, sin embargo, y en vista que las naciones
paganas no conocen al verdadero Dios, han creado fechas y supersticiones basadas en esa ignorancia en honor a
los muertos.
¿Quién es el Señor de la Muerte?
Poco antes de Su crucifixión, los saduceos le preguntaron a Jesús acerca de la resurrección. Jesús no
sólo contestó su pregunta, sino que les enseñó que habría una futura resurrección:
Pero respecto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando dijo:
Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino de
vivos. (Mateo 22:31-32)
Es importante entender lo que Jesús quiso decir con estas palabras tan significativas “Dios no es un Dios
de muertos sino de vivos”. Los saduceos a los cuales Jesús estaba hablando, no creían en la resurrección.
También aceptaban el Toráh como la única Escritura santa. Fue por eso que Jesús lo mencionó, (Éxodos 3: 6)
para probar que la resurrección sí se llevará a cabo en el futuro. Queriéndola ilustrar, mencionó que aún después
de muertos, Abraham, Isaac y Jacob, Dios continúa refiriéndose a Él mismo como el Dios de ellos: “Yo soy el
Dios de Abraham, Isaac y Jacob” no “Yo fui…,” porque aunque muertos (Hebreos 11:13), vivirán de nuevo,
serán resucitados junto con todo el pueblo de Dios. (Daniel 12: 2; Lucas 14: 14; Juan 5: 28; Apocalipsis 20: 4-6;
Romanos 4: 17).
Entre los druidas, Samhain o Saman, es el señor de la muerte y este no es más que Satanás mismo. Por
eso, cuando alguien festeja a los muertos, sin saberlo esta honrando al diablo.
¿Es la Ignorancia una Excusa?
¿Qué sucede cuando la gente no sabe a quien está sirviendo cuando celebra La noche de Brujas? ¿Está
bien celebrarla porque no se sabe que representa? La respuesta es ¡NO!
Cuando el apóstol Pablo escribió a la Iglesia en Galacia les dijo que era posible adorar algo que no
existía.
Ciertamente, en otro tiempo, no conociendo a Dios, servíais a los que por naturaleza no son dioses.
(Gálatas 4: 8)
Los paganos que pensaban que de esa manera adoraban al verdadero Dios, en realidad, lo único que
estaban haciendo era adorar a los demonios. La gente joven de hoy que se disfraza y celebra este día no está
adorando al verdadero Dios de Abraham, Isaac y Jacob, por el contrario, están sirviendo al dios de este mundo
que los ha cegado (2 Corintios 4: 4).
¿Quiere usted servir al dios de los muertos? La noche de Brujas es un festival para adorar al dios de los
muertos, no para adorar al verdadero Dios, el Dios de los vivos.
Trato o Truco
¿Sabe usted donde se originó que en la noche de Halloween o Noche de Brujas, los niños golpeen a la
puerta y digan “tricki, tricki halloween, quiero dulces para mí y si no me das, se te crece la nariz”?. En la época
antigua se creía que por ese tiempo, (octubre – noviembre) había un espacio muy pequeño entre los vivos y los
muertos. Durante el tiempo de Samhain, la gente creía que los fantasmas de los difuntos podían mezclarse con
los vivos. Se temía que los difuntos regresaran en busca de cuerpos, para poseerlos durante el siguiente año. Así
que esa era la única posibilidad para estos espíritus de tener vida después de la muerte. Temiendo ser poseídos,
los habitantes de las ciudades buscaban formas de engañar a los espíritus o de atemorizarlos.
Por ese tiempo, los sacerdotes druidas usaban máscaras para no ser reconocidos y atacados por los
espíritus malos. Algunos creían que los espíritus los dejarían si los engañaban disfrazándose como ellos. Otros
pensaban que disfrazándose como espantos lograrían asustar a los malos espíritus. Muchos tallaban caras de
demonios en nabos o papas y colocaban velas dentro de ellos para espantar a los espíritus.
El propósito de hacer un “trato” en este festival era con la intención de “sobornar” a los malos espíritus
a través de regalos. Algunos creían que estos malos espíritus se apoderaban de cuerpos de animales y para
liberarse debían darles regalos o rendirle tributo al señor de los muertos.
James Napier, en su libro “Folclor” habla acerca de esta práctica.
Era la creencia en todas las naciones que las almas de los hombres buenos eran poseídas por los espíritus
buenos que los conducían al paraíso, pero las almas de los hombres malvados eran dejadas para que
deambularan en el espacio entre la tierra y la luna o eran llevadas al mundo invisible. Estos espíritus
deambulantes eran los que acostumbraban ir a la cacería de los que estaban vivos… Pero existían formas
en que estos espíritus podían ser exorcizados. (página 11)
Unos creían que los espíritus poseían a los animales. Otros creían que las almas de los muertos
regresaban a sus lugares de origen, y por lo tanto, debían ser atendidos con comida y bebida, y si no recibían las
cosas que deseaban, hechizaban y causaban estragos a los habitantes de la casa. Alexander MacGregor, en su
libro Supersticiones en las Montañas, escribió:
Era la noche en que toda clase de espíritus, fantasmas y duendes tenían libertad de andar por donde
quisieran. (página 44)
En un esfuerzo para exorcizar estos espíritus, las personas colocaban comida como una forma de “trato”.
Si los demonios quedaban satisfechos se iban y dejaban en paz al individuo, si no, le dejaban un hechizo malo.
Ralph Linton (Halloween a través de Veinte Siglos) concluye que la práctica “trick or treat” que
significa truco o trato que es lo mismo que un acuerdo o hechizo, viene de la práctica pagana de dejar regalos
para los espíritus y afirma además que,… en Irlanda al final del siglo, era costumbre tener una procesión
“dirigida por un hombre en vestimenta blanca que llevaba una máscara en forma de cabeza de caballo… El
caballo era consagrado al dios sol,” la contribución la hacían los granjeros en nombre del antiguo dios druida y
a menos que la procesión fuera “negociada a través de regalos”, los granjeros eran “hechizados” y caía una
maldición sobre las cosechas del año siguiente.
La práctica en estos días de “acuerdo o hechizo” no es más que la continuación de esta degenerada y
absurda costumbre que tuvo su origen en el paganismo.
¿Cómo Fue que Halloween se Incorporó a la Cristiandad?
El primero de noviembre, era celebrado entre los paganos en honor a Samhain. Hoy en día es celebrado
por miles de iglesias cristianas alrededor del mundo. La Enciclopedia Católica afirma que el propósito de este
día es “honrar a todos lo santos conocidos y desconocidos.” Además, de acuerdo con el papa Urbano IV este día
fue designado para “corregir alguna deficiencia de parte de los fieles en la celebración de las fiestas de los
santos durante el año.”
¿Cómo fue que la veneración a los santos, que erróneamente se supone viven en el cielo vino a ser
celebrada en el mismo día en que los paganos adoraban a los espíritus malos? De acuerdo con la Enciclopedia
Católica, la iglesia creía que cada mártir debe ser honrado. Por esta razón, la iglesia escogió un día en común
para todos ellos.
La práctica general del cristianizado imperio romano era convertir paganos tan rápido como fuera
posible. Desde el tiempo de Constantino que hizo del cristianismo la religión del estado, la religión pagana y
sus prácticas fueron apropiadas para usarlas y motivar la conversión de aquéllos que estaban profundamente
atados al paganismo. Para hacer esto, los nombres de los dioses paganos fueron cambiados por los nombres de
Cristo, María y los santos.
El libro El Misterio de todas las Naciones por Grant, registra la historia de cómo la celebración pagana
que llamamos Halloween o Noche de Brujas se convirtió en una práctica cristiana, el autor explica que el
emperador Adrián reconstruyó el panteón cerca del año 100 d.C. y lo dedicó a la diosa Cibeles y a otros dioses
romanos.
El panteón se convirtió en el edificio central de adoración. Sin embargo, antes del siglo sexto, Roma fue
invadida y controlada por tribus bárbaras. Después de que los bárbaros fueron derrotados por el emperador
Fiocas, el panteón fue retomado y cedido al papa Bonifacio IV como un regalo. Luego, este templo fue
convertido en “santo” y fue dedicado a la virgen María y a todos los santos, convirtiéndose en un santuario
donde se le rendía homenaje a María y a todos los que habían muerto en la fe.
Mayo 13 fue designado para conmemorar este evento y comenzó a ser conocido como “el Día de Todos
los Santos” más adelante pasó a ser celebrado el primero de noviembre y su nombre cambió al día de “Todos
Santos” y finalmente por el de “Halloween o Noche de Brujas”.
El libro Historias Extrañas, Hechos Fascinantes de la revista Selecciones, explica cómo las prácticas
paganas se convirtieron en parte de la adoración cristiana:
Aunque la cristiandad ha abarcado al mundo en un tiempo relativamente corto, como las grandes
religiones lo han hecho, los primeros misioneros se encontraron con un obstáculo, los paganos se negaban
a abandonar sus falsos dioses y sus antiguas practicas. Para poder convertirlos a la nueva forma de
adoración, hicieron lo siguiente: Tomaron los festivales paganos con todos sus ritos y costumbres y
gradualmente los introdujeron a la nueva fe.
Como la navidad y la pascua florida, el festival del Halloween o Noche de Brujas, (noche de
terror y miedo en donde los hombres sabios y los que temían a los espantos permanecían dentro de sus
casas) tuvo su origen en un festival pagano y fue introducido en el siglo séptimo para conmemorar a todos
los santos y mártires que no tuvieran día asignado. Fue asignado el día 13 de Mayo para esta celebración,
luego en el siglo octavo se comenzó a celebrar el 1 de noviembre para contrarrestar la celebración pagana
que se hacia en ese día. A partir del siglo XVIII y siglo XIX el Halloween o Noche de Brujas se convirtió
en un festival para niños, con disfraces, dulces y juegos.
En la pagina 6 de su libro, Ralph Linton explica cómo el día de todos los santos se convirtió en una
práctica cristiana.
El día de todos los santos fue introducido al calendario de la iglesia, porque el año no era lo
suficientemente largo para dedicarle un día en particular a todas las almas de la iglesia católica… El día
que se asignó estaba ya asociado en las mentes populares, con el día en que los paganos celebraban a los
espíritus de los muertos y que iba con la política de la iglesia de incorporar inofensivas ideas y
costumbres paganas… Gregorio III (731-741) consagró un capilla en la basílica de San Pedro a todos los
santos y asignó el día 1 de Noviembre para su celebración. (Halloween a través de Veinte Siglos)
Como se ha dicho, la iglesia al comienzo asignó un día para cada mártir y luego asignó un sólo día para
honrar a los muertos que se creía seguían vivos en el cielo.
Los protestantes han continuado la celebración del halloween en parte porque, “fue en ese día, en 1517
que Martín Lutero puso las diecinueve tesis en la puerta del Castillo de Wittenberg” donde comenzó la Reforma
Protestante. “Él escogió la noche de halloween porque sabía que todos los habitantes de lugar vendrían a la
iglesia esa noche.” (Halloween a través de Veinte Siglos, Ralph Linton, páginas 9-10)
Los líderes de la reforma, no creían en “Los Santos”, por lo tanto, para complacer a quienes celebraban
este día, (Halloween o Noche de Brujas) lo pasaron para el 5 de noviembre y cambiaron su nombre por el de
“Día de Guy Fawkes”
Guy Fawkes fue uno de los grupos que conspiró para sabotear al Parlamento Protestante Inglés. En el
día de Guy Fawkes no sólo se celebraba el fracaso de este complot, sino que el espíritu del Halloween o Noche
de Brujas continuó, se prendían fogatas, se perforaban nabos y se colocaban linternas dentro de estos y los
niños pedían dinero. Así fue como el halloween sobrevivió la reforma protestante con todas sus antiguas
costumbres paganas.
¿Deben los Cristianos Celebrar el Halloween?
Cuando alguien piensa en halloween, piensa en esqueletos, fantasmas, diablos, lugares oscuros y
tenebrosos; símbolos de Satanás. Y la pregunta es, ¿Qué tienen que ver estos símbolos con el verdadero Dios o
la cristiandad? Nada porque Dios es luz y no hay oscuridad en Él. (I Juan 1: 5) ¿Acaso, estos símbolos reflejan
lo que a Dios le agrada?, ¿Es algo que Dios aceptaría que celebráramos?, ¿Jesucristo celebraría este festival, si
consideramos su simbolismo e imágenes?
El concepto de “acuerdo o hechizo”, no es más que simple extorsión. El Halloween o Noche de Brujas
fomenta la idea de que si no se obtiene lo que se pide, se tiene todo el derecho de causar daño o perjuicio, y esto
va en contra de lo que la Biblia enseña
Halloween o Noche de Brujas es la antítesis de la cristiandad. Jesucristo nos dice en Juan 8: 12 “Yo soy
la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”, y en Isaías Dios nos
dice “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas
luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”(Isaías 5: 20)
No existe siquiera una relación remota entre el Halloween o Noche de Brujas y el cristianismo. Las
imágenes de Halloween o Noche de Brujas son muerte, demonios, espiritismo, fantasmas y misticismo, y todo
esto va en contra de la ley de Dios.
Tenemos que entender que el Halloween o Noche de Brujas no es sólo una fiesta de origen pagano del
pasado. Es una práctica que se sigue llevando a cabo aún en nuestros tiempos modernos. Una practicante de la
brujería dijo lo siguiente:
Samhain… Es el más importante de todos los brujos Sabbats… Las deidades están en lo más oscuro y lo
más temible de sus aspectos…, y él aunque temible (el señor de la muerte), también es consolador y
maestro de los muertos, preparándolos para la siguiente vida.
¿Cuáles son las instrucciones que Dios da acerca de las festividades paganas? La Biblia, estrictamente
las condena. En Éxodo 20, Dios diseñó Su gran código moral: los Diez Mandamientos. El primer mandamiento
indica que Su pueblo no debe tener otros dioses.
Dios ordena aún a Su pueblo abstenerse de preguntar acerca de las otras religiones. Consideremos el
siguiente mandamiento dado por Dios al pueblo de Israel.
Guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes
acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquéllas naciones a sus dioses, yo también les
serviré. No harás así al Eterno tu Dios; porque toda cosa abominable que el Eterno aborrece, hicieron
ellos a sus dioses; pues aún a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego de sus dioses. Cuidarás de
hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás. (Deuteronomio 12: 30-32)
Hablando a través del profeta Jeremías, Dios advierte a Israel de abstenerse de aprender prácticas
paganas, por que el desobedecer les traerá terribles consecuencias:
Oíd la palabra que el Eterno ha hablado sobre vosotros, oh casa de Israel. Así dijo el Eterno: No aprendáis
el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman
(Jeremías 10: 1-2)
Mas el Eterno es el Dios verdadero; él es Dios vivo y Rey Eterno; a su ira tiembla la tierra, y las naciones
no pueden sufrir su indignación. Les diréis así: Los dioses que no hicieron los cielos ni la tierra,
desaparezcan de la tierra y de debajo de los cielos (Jeremías 10: 10-11)
La palabra de Dios es clara. Las prácticas paganas, incluyendo el Halloween o Noche de Brujas no
deben ser celebradas por Su pueblo, porque Dios no sólo prohíbe involucrarse con falsos dioses y practicar sus
falsos caminos, sino que señala las consecuencias por violar Su mandamiento.
Las Fiestas de Dios
Dios desea que le adoremos y que lo hagamos en espíritu y en verdad. (Juan 4: 24). Para honrar
apropiadamente a Dios, Él ha creado fiestas específicas. Estos festivales, esbozan Su plan de salvación e
identifica quién es Él y como va a cumplir Su propósito para con toda la humanidad.
Estas Fiestas Santas, en las cuales Dios ordena que Su pueblo se congregue, son la Pascua, Días de
Panes sin Levadura, Pentecostés, La Fiesta de Trompetas, el Día de Expiación, la Fiesta de Tabernáculos y el
Último Gran Día. Estas grandiosas fiestas, que fueron diseñadas personalmente por Dios, fueron guardadas por
los campeones de la fe del Antiguo Testamento, así como por Jesucristo y los apóstoles en el Nuevo
Testamento. El libro de los Hechos señala que la Iglesia primitiva celebró estas fiestas (Hechos 18: 21; 20: 6;
27: 9) El gran profeta Zacarías habla de un tiempo futuro, cuando todo el mundo bajo el gobierno milenial de
Jesucristo, celebrarán Sus fiestas. (Zacarías 14)
Un Pensamiento Final
Entendamos la verdad de halloween: ¡es una farsa espiritual! Es un festival pagano basado en la
adoración a los muertos, una mentira que se basa en la extorsión. Halloween es un hechizo, no un trato. Es un
truco que ha sido jugado por un mundo adormecido.
La palabra de Dios afirma que llegará el tiempo cuando Jesucristo venga para reinar en toda la tierra y el
conocimiento de Dios cubrirá la tierra como las aguas cubren el mar, (Isaías 11: 9) En ese día, la gente honrará
los Sábados de Dios y a Sus Días Santos. Una vez que la gente empiece a celebrar los verdaderos Días Santos
de Dios podrán ver Halloween o Noche de Brujas como en realidad es; algo sin fundamento, sin sentido y sin
propósito, algo “vacío”, en lugar de algo “santo”.
Recuerda,Yahweh Dios te bendiga grandemente y adelante con Yahshua,JesuCristo…!!!.