domingo, 28 de septiembre de 2008

¿Qué tienes conmigo, mujer?


¿Qué tienes conmigo, mujer?


Juan 2:4 “Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.”

Este verso ha sido interpretado en muchas maneras por los distintos traductores y por los distintos escritores de temas bíblicos. Aparentemente se puede apreciar cierto grado de rechazo de Jesús a su madre cuando le dice: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Como una respuesta a su sugerencia que dice: “no tienen vino”.

María es una mujer de carne y hueso como lo es su hijo Jesús con la diferencia que María tiene padre en la tierra y Jesús lo tiene en el cielo por lo que en esencia son dos seres de distinta naturaleza, ,Maria habla en términos humanos mientras que Jesús lo hace en términos espirituales.

La escena es presentada actuando una mujer frente al Hijo de Dios, por esa causa el se dirige a ella como “mujer” y no como “madre”. Jesús se refería a su madre como una mujer diferenciándole de lo que antes fue una virgen, pero no en términos despectivos sino en verdad.

No olvidemos que Jesús es el Hijo obediente al Padre celestial y hace únicamente lo que su Padre le indica, de manera que si el Padre aun no le ha dado instrucciones acerca del vino, él no moverá un dedo esperando órdenes de arriba como era su costumbre en todo momento. Aun no ha venido mi hora significa que aun el Padre no ha hablado acerca de proveer vino a la fiesta. La Madre de Jesús ha notado la falta de vino y le ha hablado a su hijo pero Jesús actúa solamente si el Padre lo ordena, no su madre. Juan 8:27-29
“Pero no entendieron que les hablaba del Padre. Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo. Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado “

Jesús no reconoce a María como su madre solo por el hecho de haber nacido de ella, Jesús llama madre y hermanos a los que obedecen a su Padre celestial, como lo dice en Mateo 12: 46-50 “Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.”
No estamos diciendo que María no obedece al Padre celestial sino que estamos enfatizando que los dos extremos se presentan y no se confunden siendo una cosa ser madre por naturaleza y otra por voluntad de Dios.

“No ha llegado mi hora” podría entenderse como que “aun no voy a ser crucificado”, pero en este caso no significa eso sino que “aun mi Padre no me ordena convertir agua en vino porque yo de mi parte no hago nada sino solo lo que mi Padre me ordena.” Sin embargo momentos después el Señor convirtió el agua en vino y eso significa que ha recibido mandato del Padre de proceder en esa forma. No es que Jesús no tenga personalidad propia o que no tenga voluntad, si la tiene, eso está demostrado aquella noche cuando oraba antes de ser arrestado y decía en oración: Mateo 26:39 “Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.” Era la obediencia la que prevalecía y no su propia voluntad, eso marca una gran diferencia digna de ser imitada entre los creyentes.

Jesús no le decía madre a María sino mujer, aun en los momentos mas difíciles de su vida que fue estando en la cruz clavado antes de morir como lo dice en: Juan 19:26
”Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.”

No veamos a Jesús como irrespetando o menospreciando a su madre sino veamos en el una absoluta dependencia del Padre celestial quien lo dirige aun hasta en lo que va a hablar. Juan 8:29 “Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada.” Juan 10:25 “Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí;” Juan 10:37-38 “Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis. Mas si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre.”
Recuerda,Dios te bendiga grandementey adelante con JesuCristo...!!!.

3 comentarios:

El Cordero y el León dijo...

gracias esta increible tu estudio gloria a Dios...gracias

Cruz de San Andrés dijo...

Y el caso es que Jesús, verdadero Dios y Verdadero hombre, convirtió el agua en vino a pesar de no desearlo inicialmente... por indicación de María:

Jesús, al nacer, removió la Creación entera y la centró en Él... Pero hoy es solo un niño para ti.

El Cielo en la Tierra y la Tierra en el Cielo; el hombre en Dios y Dios en el hombre; y aquel que no puede ser encerrado en todo el Universo, recogido en el cuerpo de un niño.
San Pedro Crisólogo

El pecado de Adán y Eva removió el Universo entero y desde entonces fue el hombre, por su ausencia de Dios, un lobo para el hombre… y en consecuencia, el Poder no entendía de caridad y la justicia se orientaba siempre en el beneficio, en el servicio y en el mantenimiento de sistemas de gobierno que solo beneficiaba al que más fuerza detentaba. Fue la Roma pagana el más detestable e injusto de los burdeles del hombre y a su ramera la llamaron “Potestas”, a la cual servían y se sometían todos.


Pero vino Dios a hacerse hombre y se encarnó en un niño… en el seno de la humilde María. María, dulce joven madre medianera tan llena de Gracia que en ella se instala la fuente de toda Gracia: Cristo. Sólo ella es merecedora de albergar al Cielo en la tierra, digna de refugiar en sus brazos al Salvador. Sólo a Ella se confió tanto Dios, y sólo gracias a Ella a nosotros Él llegó… recolocando el Universo.

Jesús está hoy en el seno de María y apunto de nacer. Ha sido cigoto, embrión y feto… pronto niño en brazos amantísimos. Casi se diría que María, como madre, le enseñó como niño a amarnos aun en nuestras pequeñeces mundanas, pues María es tan llena de Gracia que el mismo Dios Amor se place en cumplir su deseo cuando simplemente señala “no tienen vino”.


“¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora”


Más María confía plenamente en el Amor de Jesús y simplemente dice: “Haced todo lo que Él os dijere”… Y adelantando su hora se mueve nuevamente el Universo entero y cede Dios al deseo de María… haciendo del agua vino.


Hoy se remueve el Universo entero, pues nos nacerá Dios. Con el nacimiento de Jesús se recoloca la propia historia de la Creación, que encuentra su Alfa y su Omega en un Rey niño que nace sin estridencias, dulce, humilde y entregado para ti...

Los Reyes de Oriente le traerán mirra porque como hombre habrá de sufrir, incienso porque lo reconocen Dios y oro, porque es el Rey del Universo. Él, al nacer, recoloca los tiempos y culmina la Creación centrándola en Él, y con su muerte y resurección da plenitud a los tiempos. Pero hoy es solo un niño deseando entrar en tu corazón. No le desampares.



Feliz Natividad de Cristo

Asociación Cruz de San Andrés

Rolando Rodriguez dijo...

Hola hermano se refiere como mujer y no como madre por que mujer para ese tiempo era un titulo, viene del Genesis 3:15 "la simiente de la mujer aplastara la cabeza a satanas entonces el titulo mujer paso a la tradicion rabinica caracteriza,para señalar a la madre del mesias. Cando el Señor la llama mujer nos esta señalando de esta fue la que se profetizo en Genesis 3:15 es la mujer cuya simiente aplastara la cabeza a satanas y si ella es la mujer yo aplastare la cabeza a satanas...eso esta ahi es biblico. Osea no pongamos a Jesus a violar el 4to mandamiento ese dia segun la volundad del Padre era de 0 manifestacion, no milagros pq aun no era la hora de manifestarse segun la voluntad de Dios y que hizo Jesus un tremendo milagro y con eso..pregunto acaso Jesus violento la voluntad del padre...no claro que no en el corazon de Jesus hay espacio para tooodo el mundo para querernos ,escucharnos, amarnos ese es el lenguaje del amor...asi que la potencia de la Virgen Maria es tan fuerte que es capaz de cambiar la voluntad del Padre...escuchala tambien pidele exponle tus peticione tus problemas pq ella es la madre de la segunda persona de la santicima Trinidad ella es la madre de Jesus...Apocalipsis 12 aparecioen el cielo un signo de una mujer( ven aparece de nuevo la palabra mujer para la que dara a luz al redentor no dice la madre ni dice mamá) vestida de sol con la luna a sus pies y con una corona de doce estrellas(a que mujer se le pone corona ..a las reinas) esta encinta va a dar a luz un varon que ha de regir todas las naciones y quien es ese que regira todas las naciones... Jesus.Dios los bendiga hermanos