lunes, 15 de septiembre de 2008

"La Salvación por Medio de Buenas Obras".


"La Salvación por Medio de Buenas Obras".
La doctrina católica enseña que para ser salvo, uno debe hacer buenas obras

continuamente.

"No se salva, en cambio, el que no permanece en el amor, aunque esté

incorporado a la Iglesia" (pp. 246-247, #837).

Para ser salvo, también se deben realizar obras como el bautismo (véase p.

360, #1257), además de diversos sacramentos (véase p. 327, #1129) y muchas

obras adicionales.

Una vez más las enseñanzas del catolicismo se oponen a la Palabra de Dios,

la cual afirma que la salvación no puede ganarse, sino que es un don gratuito

de Dios que no merecemos.

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros,

pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe".

Efesios 2:8-9

"Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino

por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la

renovación en el Espíritu Santo".

Tito 3:5

La Biblia repetidamente declara que la salvación es por fe, nunca por buenas

obras:

"Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la

ley".

Romanos 3:28

"Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los

gentiles...".

Gálatas 3:8

¿Cómo llegamos a ser hijos de Dios?

"Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús".

Gálatas 3:26

Los fariseos y las buenas obras

Los religiosos fariseos estaban convencidos de que haciendo buenas obras,

ellos ganarían la salvación, pero Jesús les mostró la verdad. En el evangelio de

Marcos, los fariseos y los escribas le preguntaron a Jesús:

"¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los

ancianos, sino que comen pan con manos inmundas?"

Marcos 7:5

Al responderles Jesús los reprendió:

"Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición".

Marcos 7:9

¡Qué tragedia! Al dar más valor a la tradición que a la Palabra de Dios, los

fariseos en realidad habían rechazado el mandamiento de Dios. Jesucristo

también acusó a los fariseos diciendo:

"Invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición...".

Marcos 7:13

¿No es exactamente esto lo que está haciendo la Iglesia Católica al poner la

tradición por encima de la Palabra de Dios?

Los fariseos estaban convencidos de que la salvación se obtenía mediante

buenas obras, pero Jesucristo sabía que las buenas obras nunca salvarían a

nadie.

"Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino

por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para

ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto

por las obras de la ley nadie será justificado".

Gálatas 2:16

"Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de

nuestro Señor Jesucristo".

Romanos 5:1

Las buenas obras no eran suficientes

Consideremos las enseñanzas de Jesucristo respecto al valor de las buenas

obras:

"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos...

Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu

nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre

hicimos muchos milagros?"

Mateo 7:21-22

Esta multitud estará eternamente decepcionada cuando escuche decir a

Jesucristo:

"Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad".

Mateo 7:23

Lamentablemente muchas personas no sabrán que sus buenas obras no

podían salvarlas, sino hasta después que hayan muerto y sean sentenciadas al

infierno eternamente.

El apóstol Pablo presenta otra declaración importante acerca de las buenas

obras:

"No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia,

entonces por demás murió Cristo".

Gálatas 2:21

En otras palabras, si pudiéramos ganar el cielo por medio de buenas obras,

entonces Jesús sufrió en vano esa horrible muerte en la cruz.

Pero El no murió en vano. Las Escrituras afirman que Jesús dio su vida porque

no había otra forma para que nosotros alcanzáramos el perdón de nuestros

pecados.

El único camino para ser hijo de Dios es por medio de la fe en Cristo. Por

medio de buenas obras nunca tendremos vida eterna:

"Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús".

Gálatas 3:26

La Biblia una y otra vez presenta claramente la voluntad de Dios:

"El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido

condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de

Dios".

Juan 3:18

Jesucristo mismo declara esta verdad:

"Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al

Hijo, y cree en él, tenga vida eterna".

Juan 6:40



Amigo católico romano, usted debe decidir. Creerá en la Palabra de Dios y

aceptará el don gratuito de la salvación mediante Jesucristo, o creerá en las

tradiciones de la Iglesia Católica, las cuales enseñan que la salvación debe

ganarse por medio de buenas obras.

Usted no puede elegir la doctrina católica y la Palabra de Dios, porque éstas no

concuerdan entre sí.

Mi oración es que usted tome la decisión correcta. Si elige recibir el don

gratuito de la salvación de Dios, nosotros le explicaremos cómo hacerlo:

"Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que

él ha enviado".

Juan 6:29

Recuerda,Dios te bendiga grandemente y adelante con JesuCristo...!!!.

1 comentario:

miki dijo...

hola. Primeramente saludarte y que Dios le bendiga pues la verdad es que la iglesia católica desde hace mucho tiempo que tiene esa doctrina pero lamentablemente no concuerda con la palabra de Dios y con el evangelio de nuestro señor Jesucristo. simplemente animarle a seguir a Jesucristo y haciendo la voluntad de Dios. Chau.