martes, 8 de marzo de 2011

Curas abusivos andan libres sin inspección en EEUU.

Nota cortesia de : http://www.lavozarizona.com/spanish/us/articles/us_169204.html

Noticia Exclusiva de The Associated Press.

"Curas abusivos andan libres sin inspección en EEUU".

por GILLIAN FLACCUS y JOHN MONE - 03/08/2011
The Associated Press

VENTURA, California, EE.UU. - Carl Sutphin era un sacerdote problemático que dejó el ministerio en la Iglesia católica poco antes de ser acusado hace casi una década de 14 cargos de acoso por abusar sexualmente de seis niños.

Nunca fue declarado culpable de los cargos, y ahora vive en una amplia casa móvil en un vecindario tranquilo a poco más de tres kilómetros (dos millas) de un complejo deportivo para jóvenes, una biblioteca, dos guarderías y al menos dos escuelas primarias.


Padre Carl Sutphin.

Sutphin admite que abusó sexualmente de niños cuando era sacerdote, pero su nombre no aparece en una base de datos sobre delincuentes sexuales porque los cargos fueron desestimados debido a que había transcurrido mucho tiempo desde que cometió las ofensas.

"No recuerdo los números. No diré que lo niego. No lo niego, no", dijo Sutphin, a quien 18 personas han acusado de abuso, en declaraciones a The Associated Press. "La Iglesia podría haber actuado más rápido, creo, y algunas veces los reportes no fueron hechos de inmediato. En mi caso, algunos de los casos no aparecieron sino hasta 15 ó 20 años después ... Así que la Iglesia no hizo nada sobre eso, no podía hacer nada sobre eso".

Sutphin es uno de decenas de hermanos religiosos y de sacerdotes en retiro y en activo que han sido acusados de abuso sexual contra niños en la arquidiócesis de Los Angeles, y que ahora viven sin inspección de las autoridades civiles en comunidades del estado y del país. Para muchos, el tiempo legal de prescripción de delitos había expirado para cuando el abuso fue reportado, lo cual imposibilitaba que los fiscales pudieran conseguir declaraciones de culpabilidad y someter a los sacerdotes a las bases de datos de delincuentes sexuales para monitorearlos.

Los abogados de los demandantes han trabajado con investigadores privados desde octubre para compilar una lista de los domicilios de los sacerdotes, el documento más completo con los paraderos de los 233 clérigos acusados de abuso en demandas civiles en la arquidiócesis de Los Angeles.

Los abogados esperan utilizar esa lista el jueves para lograr que un juez recomiende la difusión de todos los archivos eclesiásticos de cada sacerdote o hermano religioso que haya sido acusado de abuso sexual en el amplio caso.

Esos archivos confidenciales están en el centro de una acalorada disputa entre la Iglesia y los abogados de los quejosos desde que la arquidiócesis más grande del país llegó a un arreglo extrajudicial sin precedentes por 660 millones de dólares hace casi cuatro años.

La lista de los domicilios, obtenida por The Associated Press, comprende a casi 50 ex sacerdotes que viven sin inspección en California, y otros 15 en ciudades y poblados desde Maryland hasta Texas, pasando por Montana. Más de 80 no pueden ser localizados pese a una búsqueda exhaustiva de los abogados de los demandantes. Al parecer cuatro huyeron a México o a Sudamérica, y unos 80 están muertos.

En la ciudad de Rowland Heights, a menos de una hora por carretera desde Ventura, el sacerdote retirado Stephen Hernández vive en una casa de dos pisos al otro lado de la calle donde habita una familia con un niño de 6 años, y a unos tres kilómetros de tres campos de juegos y cuatro escuelas primarias.


Padre Stephen Hernández.

Hernández, de 77 años, fue detenido hace siete años y acusado de abusar de un niño de 14 años. El clérigo hubiera pasado 10 años en prisión si hubiera sido encontrado culpable de todos los cargos, pero finalmente declaró que no disputaría los cargos por un delito menor y fue sentenciado a libertad condicional. Cuando The Associated Press lo contactó el sábado se abstuvo de hacer declaraciones.