jueves, 4 de noviembre de 2010

Sacerdote Catolico con mujer embarazada en la cama.





Sacerdote Catolico con mujer embarazada en la cama.


Lima/EFE

Un peruano que era engañado por su esposa con el empleador de ésta, un sacerdote, decidió documentar los hechos y, armado de una cámara de video, grabó a la pareja mientras mantenía relaciones sexuales en la misma parroquia.

Un canal de televisión difundió anoche las imágenes, que hoy están en numerosas webs del país y aportan otros datos del hecho- la empleada, Teodolinda Amaya, asegura que está embarazada de cuatro meses y que el padre es el párroco José Antonio Boitrón, quien además la ha despedido tras los hechos, después de 15 años de trabajo.
Los hechos sucedieron en Trujillo, en el norte del país. El esposo engañado, tras atravesar la iglesia y llegar a un aposento que parece la sacristía o un despacho donde hay una cama, graba unos segundos del acto sexual y luego irrumpe ante los amantes, sin apagar la cámara.
“Ahorita voy y denuncio a la policía -dice el marido, sin dejar de grabar- ¿Cómo (dice que está) haciendo limpieza y engañando a mis hijos?”, se lamenta.
“Cálmese, cálmese -responde el cura- Yo reconozco... Es una trampa que me han tendido, en la que yo he caído”, balbucea, mientras cubre su desnudez con una sábana.
La empleada aseguró más tarde al canal que era forzada por el sacerdote José Antonio Boitrón, quien la acosaba, y sostiene que el embarazo de cuatro meses es producto de estas relaciones. Ahora le reclama no solo el reconocimiento de la paternidad sino también una indemnización por los quince años de servicios trabajados.
Requerido por la televisión, el párroco se ha negado a ofrecer su versión de los hechos.

Aqui la noticia de :elcomercio.pe


Sacerdote fue sorprendido teniendo relaciones sexuales con empleada de su parroquia en Trujillo

José Antonio Boitrón, quien sigue oficiando misa, y Teodolinda Amaya fueron grabados -cámara en mano- por el esposo de esta, quien sospechaba que su pareja le era infiel. La mujer dijo que espera un hijo del religioso
Jueves 04 de noviembre de 2010 - 07:33 am 15 comentarios

Un sacerdote identificado como José Antonio Boitrón Solano fue sorprendido cuando mantenía relaciones sexuales con Teodolinda Amaya Altamirano, empleada de su parroquia ubicada en la urbanización San Andrés, en Trujillo.

El esposo de la mujer sospechaba de la infidelidad de esta y con cámara filmadora en mano acudió a la parroquia Medalla Milagrosa y encontró in fraganti a la pareja. Él se mantuvo grabando la escena a escondidas por unos segundos y luego decidió irrumpir en la habitación.

Muy indignado, el esposo empezó a reprender a su esposa por engañarlo y también le reclamó el hecho al propio cura, quien pidió calma y se defendió diciendo que le habían tendido una trampa. “Yo reconozco mi falta, es una trampa en la que he caído”, dijo Boitrón Solano.

AMAYA FUE DESPEDIDA Y ESTÁ EMBARAZADA
Tras este hecho ocurrido en setiembre pasado, Amaya Altamirano fue despedida luego de haber trabajado durante 15 años en la parroquia; pero el sacerdote ha continuado oficiando misa, incluso esta noche.

“Él me acosó sexualmente y yo quiero que reconozca a mi hijo”, indicó al noticiero de TV, “América Noticias”, la mujer que adujo haber sido obligada a satisfacer los deseos del párroco y que indicó tener un embarazo de cuatro meses.


*****************************************************
elcomercio.pe


Sacerdote sorprendido al tener sexo con su empleada pidió perdón a Dios y a sus fieles.


Agregó además que se someterá a una prueba de ADN porque, asegura, el bebe que la mujer lleva en el vientre no es suyo.
En una conferencia de prensa, el sacerdote trujillano José Antonio Bohuytron, quien fuera sorprendido manteniendo relaciones sexuales con su empleada, pidió perdón ante los vecinos y autoridades eclesiásticas.

“Agradezco a la prensa por haber venido. Quiero pedir perdón a Dios, a los fieles de la diócesis de Trujillo por todo el mal que he podido causar a raíz de la emisión de este video”, manifestó el sacerdote.

Además, también negó que el niño que lleva en el vientre la empleada de la parroquia fuera suyo, por lo que pidió someterse a una prueba de ADN.

Casi al concluir la conferencia, el párroco pidió también que se “formara una comisión para poder investigar esta infamia”.