viernes, 29 de enero de 2010

El Borde de Tu Manto,Jon Montalban.



La Biblia nos habla de una mujer que tuvo flujo de sangre por doce anos de su vida, habiendo gastado todo en medicos,estaba cansada y afligida,era muy rechazada por la sociedad pues era considerada (como lo indica la Biblia) impura,la palabra indica, estrictas medidas en referencia a la impureza del cuerpo humano y sus fluidos.
Pero esta mujer tenia fe, como lo veras en el video y la cancion,ella tuvo fe y su fe la hizo sana.
Un dato curioso, la Biblia indica que la mujer solo toco los tzitzit de el "Chal" que llevaba Yeshua puesto, o para entenderlo mejor, solo toco los hilos (tzitzit) que colgaban del "Tallit" que llevaba Yeshua, o sea el borde de su manto,si has visto un "Tallit" ,los "tzitzit" es lo ultimo del manto,para que tengas una idea de lo que ella toco.
No fue a Jesus,Yeshua ,no fue el manto per se, fueron solo los flecos y esta mujer quedo sana,como le dijo Yeshua,Su fe ,la sano.
Quiero compartir contigo aqui en "Verdad En Mano" este video y cancion que tocaron profundamente mi vida y espero que de igual manera toquen la tuya.Presta mucha atencion al video, a veces una imagen, habla mas que mil palabras.



Jon Montalban,El Borde De Tu Manto.


Solamente si tocas el borde de su Manto
yo sanaria
de las pruebas fuertes esas tantas desilusiones
que me dio la vida
al confesarlo en el clamor de mi voz
puedo contar con el amor que un dia soñe
el gran milagro de la fe
el cual pagaste por mi

Coro
Porque es tan grande el amor de Jesus
que me puede sanar de toda enfermedad
porque es tan grande el amor de Jesus
que te invita a creer
en el inmenso poder de la Cruz


Solamente si tocas el borde de su Manto
yo sanaria
de las pruebas fuertes esas tantas desilusiones
que me dio la vida
al confesarlo en el clamor de mi voz
puedo contar con el amor que un dia soñe
el gran milagro de la fe
el cual pagaste por mi

Coro
Porque es tan grande el amor de Jesus
que me puede sanar de toda enfermedad
porque es tan grande el amor de Jesus
que te invita a creer
porque es tan grande el amor de Jesus
que te puede sanar de toda enfermedad
Porque es tan grande el amor de Jesus
que te invita a creer
en el inmenso poder de la cruz

Ese es mi Jesus
Solamente si tocas el borde de su manto
yo sanaria contigo Señor.



Marcos 5:21-43 (Reina-Valera 1960)

La hija de Jairo, y la mujer que tocó el manto de Jesús

(Mt. 9.18-26; Lc. 8.40-56)

21 Pasando otra vez Jesús en una barca a la otra orilla, se reunió alrededor de él una gran multitud; y él estaba junto al mar.

22 Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies,

23 y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá.

24 Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban.

25 Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre,

26 y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor,

27 cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.

28 Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva.

29 Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote.

30 Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos?

31 Sus discípulos le dijeron: Ves que la multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado?

32 Pero él miraba alrededor para ver quién había hecho esto.

33 Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad.

34 Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote.

35 Mientras él aún hablaba, vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro?

36 Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente.

37 Y no permitió que le siguiese nadie sino Pedro, Jacobo, y Juan hermano de Jacobo.

38 Y vino a casa del principal de la sinagoga, y vio el alboroto y a los que lloraban y lamentaban mucho.

39 Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no está muerta, sino duerme.

40 Y se burlaban de él. Mas él, echando fuera a todos, tomó al padre y a la madre de la niña, y a los que estaban con él, y entró donde estaba la niña.

41 Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña, a ti te digo, levántate.

42 Y luego la niña se levantó y andaba, pues tenía doce años. Y se espantaron grandemente.

43 Pero él les mandó mucho que nadie lo supiese, y dijo que se le diese de comer.

Recuerda,Yahweh Dios te bendiga grandemente y adelante con Yeshua,JesuCristo…!!!.