lunes, 8 de junio de 2009

"Aborreces a todos los que hacen iniquidad.” Salmos 5:5



Amigo y amiga que lees este escrito en este momento,tal vez seas un Cristiano evangelico converso o tal vez no conascas a JesuCristo todavia,te quiero preguntar,alguna vez haz escuchado esa celebre frase de evangelizacion “Dios aborrece al pecado, pero ama al pecador”,la habias escuchado verdad...?,pues dejame y te digo ,esta celebre frase es una celebre mentira,una cruel mentira de quien ignorantemente la propaga.
Lamentablemente amigo y amiga dejame decirte la verdad,Dios te ama,te ama tan grandemente que envio en sacrificio vivo a su Hijo JesuCristo,Yahshua,a morir por tus pecados,te ama inmensamente,pero te ama si estas libre de pecado,la dolorosa verdad que nadie dice,si estas en pecado amigo y amiga Dios te aborrece y hara llover sobre ti fuego,azufre y calamidades.
Nada de mensajes y mentiras disfrasadas con mantas rosadas y flores,nada de que "Dios ama al pecador",tienes y debes ser fuerte para escuchar la verdad que esta en la Biblia.Suena feo y algunos diran "Este loco se lo va a llevar el diablo",dejame y te digo que entonces primero se llevaran a aquellos que por inspiracion divina escribieron la Palabra Sagrada,la Biblia.
Busca tu Biblia y leela,la proxima vez que alguien te diga “Dios aborrece al pecado, pero ama al pecador” no esperes ni que termine de decirtelo y gritale en la cara "Te reprendo en el Nombre de Jesus",corrije a ese ignorante que propaga mentiras para que las almas se pierdan en el infierno con mentiras "rositas".

Muchos ven al evangelismo bíblico y al uso de la Ley en el evangelismo como una manera poco amorosa de compartir el evangelio. La mayoría de personas vive pensando en que Dios ama a todos y simplemente está con los brazos abiertos esperando que lo acepten. Es común escuchar que alguien dice que no debemos predicar el Juicio de Dios, sino de hablar del amor de Dios por el pecador. ¿Qué tal si vemos algunos versos para tener una perspectiva bíblica del tema?


“Los insensatos no estarán delante de tus ojos; Aborreces a todos los que hacen iniquidad.” Salmos 5:5



“Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días.” Salmos 7:11



“Jehová prueba al justo; Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece. Sobre los malos hará llover calamidades; Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.” Salmos 11:5-6 


Porque los ojos del Señor están sobre los justos, 
Y sus oídos atentos a sus oraciones; 
Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal. 1 Pedro 3:12


Dios aborrecio Sodoma y Gomorra.

Dios es amor y ama la justicia (Salmos 11:7), por ello, Dios aborrece al pecado y al pecador, al malo. ¿Quieres saber lo malo que eres? Mira atentamente la ley moral que Dios ha escrito en tu corazón: Tu conciencia (Romanos 2:14, Exodo 20). El pecador necesita que esta ley moral le muestre la verdadera naturaleza de su pecado (Romanos 7:7). Así verá lo en gran manera pecaminoso que es su camino (Romanos 7:12), y entonces podrá entender el Juicio de Dios que viene. Y que si es hallado en sus pecados, no tendrá escapatoria (Romanos 3:19-20).
Debemos advertirle que debe huir de la ira venidera, y en ese día lo único que importará es la justicia (Proverbios 11:4). Dios juzgará a cada hombre con justicia (Hechos 17:30-31). Pero Dios no quiere que ninguno perezca, sino que todos los hombres procedan al arrepentimiento (2 Pedro 3:9). En un momento del tiempo, de tal manera amó Dios al mundo (Juan 3:16) que ha dado a Su Hijo Jesucristo. El pagó por nuestro crimen en la Cruz. Pagó la multa que la ley pide por la rebeldía, fue nuestro Sustituto (Romanos 3:25).
Queremos que los pecadores puedan hallar la gracia y entonces que estén en el amor de Dios que tenemos sólo a través de Cristo Jesús (Romanos 8:39). Por ello, debemos predicarles la Ley de Dios para que entonces clamen como lo hizo David:



1 Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;
Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.
2 Lávame más y más de mi maldad,
Y límpiame de mi pecado.
3 Porque yo reconozco mis rebeliones,
Y mi pecado está siempre delante de mí.
4 Contra ti, contra ti solo he pecado,
Y he hecho lo malo delante de tus ojos; Salmos 51:1-4



Todo hombre debe someterse al Señor Jesucristo en arrepentimiento y fe, y se nos ha mandado predicarlo así (Hechos 20.21).
No hay manera más amorosa de preocuparse por alguien que predicándole el evangelio bíblicamente. Entendiendo esto, sabemos que la frase “Dios aborrece al pecado, pero ama al pecador” no es cierta. ¡Dejemos los métodos y las ideas de los hombres! Fundamenta todo lo que crees en un estudio serio de la Palabra de Dios, y ¡sal a buscar un pecador para testificarle!

Recuerda,Dios te bendiga grandemente y adelante con JesuCristo…!!!.