sábado, 4 de octubre de 2008

"Se siempre el mejor..."



"Se siempre el mejor..."
En el libro de Daniel, el primer capitulo nos relata la historia de unos jóvenes que tomaron la decisión de servir a Dios. Estos fueron tomados cautivos para servir al rey Nabucodonosor. De entre todos los príncipes de la cautividad fueron escogidos muchachos en quienes no hubiera tacha alguna, de buen parecer, instruidos en toda disciplina, sabios en ciencia, de buen entendimiento e idóneos para estar en el palacio del rey; y que se les enseñara las letras y la lengua de los caldeos. Lo mejor del pueblo de Dios fue tomado en cautiverio para servir. Bajo estas condiciones cualquiera pierde el interés de ser el mejor.

Algo me llama la atención. Daniel y sus amigos entran en cautiverio, al igual que el resto de los jóvenes príncipes y sabios, pero a diferencia de los demás príncipes, su cautiverio se limitó solo a ser físico puesto que en su espíritu se mantuvo la libertad que Dios proporciona.

Hoy quiero darte claves para ser, "Diez Veces Mejor"

Hay unos pasos que debes dar en tu vida los cuales desarrollaran en ti el carácter de Cristo y alcanzaras tu propósito.

DECISION - (Daniel 1:8)
Aquellos jóvenes propusieron en su corazón NO contaminarse. Cuando tomas la decisión de no ceder ante lo que el mundo te pueda ofrecer, comienzas a mover el poder de Dios a tu favor.

La toma de decisiones en momentos puede ser dolorosa, sacrificada y difícil, pero de esto dependerá tu futuro. Si Daniel hubiese decidido ceder ante las exigencias de aquel rey y hubiese actuado en lo que ya sabía, no agradaría a Dios y su vida no hubiese alcanzado los grandes éxitos que obtuvo.

Siempre he dicho que para que veas cambios en tu vida debes decidirte a recibirlos. El evangelio es cuestión de decisión. Frente a ti están los dos caminos la vida o la muerte. Tu decisión causara una reacción de Dios. A favor o en contra. Tú decides


PIDE
La palabra de Dios dice en Lucas 11:7, "Pedid y se os dará" Cada vez que pides en fe, por promesa de Dios, recibirás. Daniel pidió estar a prueba. Aunque existían razones para no hacerlo, este se atrevió. Considera que Daniel sabía las instrucciones que le habían sido impartidas a Melsar por el jefe de los eunucos. Parecía no haber alternativas, pero lograron convencer a Melsar de que realizara una prueba con ellos. No tengas miedo de pedir. Dios tiene grandes, GRANDES bendiciones para dar. Y te aseguro que todas ellas a tu favor.

DECLARA - (Daniel 1:13)
No solo pidas la oportunidad, sino que declares en fe lo que con seguridad Dios hará y será visible aún para el que no cree. Daniel dice a Melsar, "Compara luego nuestros rostros con los de los otros muchachos que comen de la porción de la comida " Tu palabra tiene el poder para desatar o atar. Lo que atares en la tierra será atado en el cielo, lo que desataras en la tierra será desatado en el cielo. Declara, confiesa que tendrás la victoria. Al declarar demuestras tu fe en lo que Dios te ha mostrado y hablado

Sabes, es el deseo de Dios que te desarrolles, capacites y te conviertas en el mejor en lo que haces. Dios quiere que seas prosperado en todas las cosas que hagas. Daniel recibís el respaldo de Dios en su hazaña. Al finalizar los 10 días que pidió de prueba notó Melsar que estos cuatro muchachos eran de rostros robustos y mejor parecer.

PERMANENCIA
Cuando te sometes a Dios y comienzas a recibir de sus bendiciones y respaldo, ocurre algo muy frecuentemente; comienzas a sentirte que ya lo haz alcanzado todo, que no necesitas más, has realizado tu trabajo.

Déjame decirte que cuando piensas que has terminado es cuando apenas comienzas. Daniel permaneció en su compromiso con Dios. Aún después de haber pasado la prueba de los diez días él sabía que esto es una carrera para toda la vida. La permanencia y perseverancia son claves para lograr ser diez veces mejor.

Para que puedas destacarte en tu deporte favorito, debes pasar horas, días, meses y hasta años, toda una vida sacrificada. Tu perseverancia es necesaria para alcanzar tus sueños.

RECIBIRAS LA RECOMPENSA
En el primer capitulo del libro Daniel, en los versos 18 y 20 dice, que luego de pasado el tiempo que el rey había dispuesto para entrevistarles, los consultó y encontró a Daniel y a sus amigos diez veces mejor en todo asunto.

Sabes, Dios quiere que tú seas mejor en todo. Cada parte de tu vida puesta en las manos de Dios, con una decisión a servirle, Pidiendo su guía, Confesando y permaneciendo en El, serás; DIEZ VECES MEJOR.

Recuerda,Dios te bendiga grandemente y adelante con JesuCristo...!!!.