lunes, 27 de octubre de 2008

"Escuchando a Dios...".



"Escuchando a Dios...".
Juan 8:47
Quien verdaderamente pertenece a Dios sabe escuchar la voz de Dios y le obedece, quien no pertenece a Dios no lo puede escuchar ni vive conforme a lo que Él dice.
Si el Espíritu Santo está en nosotros, nos ayudará a reconocer la manera en que Dios nos habla, ya que Él nos revela sus propósitos y su camino a través de la Biblia, oración y otros creyentes.
Pero, ¿cómo saber la voluntad de Dios para nuestra vida? Muchos se preguntan: “¿cómo podré reconocer si es Dios quien está hablándome?" "¿será este camino que voy a escoger el que Dios quiere para mi vida?", "¿cómo estar seguro?", "¿cómo sabré?".
Dios nos habla de diferentes maneras a distintas personas, el Antiguo Testamento nos ensena algunos ejemplos de esto:
Ángeles (Génesis 16)
Visiones (Génesis 15)
Sueños (Génesis 28:10-19)
El uso del Urim y el Tumim (Éxodo 28:30)
Acciones simbólicas (Jeremías 18:1-10)
Suave murmullo (1 Reyes 19:12)
Señales y milagros (Éxodo 8:20-25), etc
Pero lo importante no es CÓMO Dios nos habla, mas bien lo importante es QUÉ es lo que nos está hablando. Podemos verlo en 4 factores importantes...
1.- Cuando Dios habla a la gente, habla de una manera ÚNICA e INDIVIDUAL. Ejemplo de esto nos da Moisés con la experiendia del arbusto ardiendo. Dios quiere tener una experiencia única con cada uno de nosotros, quiere tener una relacion íntima y personal, así nosotros podremos reconocer su voz todo el tiempo.
2.- Cuando Dios habla, podemos estar SEGUROS que es Dios quien nos está hablando. Él nunca se revela ante alguien que no cree en Él. Cuando Dios le habló a Moisés, Moisés confió en Él. Moisés jamás se cuestionó acerca de Dios. Al revelarse Dios, Moises confió en Dios, él estaba seguro que era Dios.
3.- Cuando Dios habla, podemos saber QUÉ está diciéndonos. Moisés sabía qué era lo que Dios quería de él, sabía lo que Dios quería hacer a través de su vida, por tal motivo puso excusas. Moisés sabía el plan de Dios para su vida. Asi también para la vida de Abraham, Noé, José, David y muchos otros.
4.- Cuando Dios habla, tenemos un ENCUENTRO con Él. Moisés sabía que cuando tuvo la experiencia del arbusto ardiendo era un tiempo en el que se encontró con Dios. Fue una experiencia donde Dios reveló SU presencia a Moisés.
Dios obra en diferentes maneras cuando habla a la gente, no es de la misma manera. Pero hay que recordar que lo importante no es la manera sino lo que Dios nos está diciendo y saber que es algo de manera única y personal. Sabes que es Dios quien te está hablando y sabes que es lo que te está diciendo. Si tu quieres reconocer la voz de Dios y saber Su voluntad, debes dar ese tiempo para encontrarte con Él y esforzarte en cultivar una relación de amor con Él. Esa es la manera más simple porque eso es lo que Él quiere de nosotros.
La Palabra de Dios es nuestra guía. Él nos da indicaciones específicas para nuestras vidas; quizás a algunos no nos dé todos los pasos hasta el fin de su propósito, pero Él te dirá lo que tú necesites para saber y hacer los ajustes necesarios, y así dar el primer paso de obediencia.


Pero para eso necesitas tener paciencia y esperar las instrucciones de Dios. Por eso necesitas tener una relación íntima con Él; sólo Dios puede darte todas las direcciones específicas para cumplir Su propósito y seguir Su camino. Uno de los ejemplos que llega a mi vida es Noé cuando recibió de Dios instrucciones específicas para construir el arca. Moisés con el tabernáculo, Jesús con sus discípulos. Siempre Dios esta diciéndonos hacia donde ir, qué hacer, y cómo responder a su llamado. Bueno, me dirás, ¿qué tal de Abraham? Dios no fue específico con él. Tal vez con otros tampoco, pero... ¿sabes? Dios fue específico cuando le dijo a Abraham “Ve a la tierra que YO TE DARÉ”. Dios siempre te dara las suficientes indicaciones para que hagas ahora todo lo que Él quiere que tu hagas.
Recuerda: Dios es personal. Él quiere estar íntimamente involucrado en tu vida, por ello te dára claras direcciones para vivir como É
Recuerda,Dios te bendiga grandemente y adelante con JesuCristo…!!!.